Activación de EA1FE / EA2

Diploma El Románico en el Camino de Santiago

Para ver las imágenes en grande pulsar sobre la foto de la izquierda

En esta ocasión, desde Cizur Menor en Navarra, presentamos las imágenes de la Iglesia de San Emeterio y San Celedonio

Responde este edificio que fue propiedad de la Orden de San Juan de Jerusalén al tipo  característico de iglesia rural románica que prolifera por tierras navarras a lo largo del siglo XII. La planta dibuja cuatro tramos – mayor el situado a los pies- y una cabecera de trazado semicircular. Al nivel del tercer tramo se abren dos pequeñas capillas laterales que describen un espacio rectangular. Los muros de sillar de pequeño tamaño contrastan con la cubierta enlucida, consistente en una bóveda de horno para la cabecera y para la nave de cuatro tramos de cañón sobre fajones de medio punto simples,  salvo el que actúa de ingreso al tramo de los pies que aparece doblado. En correspondencia con los arcos de descarga se sitúan los soportes, en este caso columnas adosadas sobre pedestales con basas circulares con bolas en las esquinas. Como excepción, la columna de doble arco del coro no se adosa directamente al muro sino a una traspilastra de refuerzo obteniéndose así un perfil más escalonado. Los capiteles, de sencilla ejecución, reproducen elementos vegetales como palmetas y hojas, entremezclados con bolas y algún rostro humano. A la altura del cimacio liso, una imposta recorre todo el perímetro del templo. Las capillas, por su parte, reciben sendas bóvedas de cañón. Escasoso son los vanos que iluminan el interior: el primero es una ventana de arco de medio punto con guardalluvia que descansa sobre columnillas adosadas, situada en el ábside. La segunda ventana perfora el muro del cuarto tramo por el lado de la Epistola y aunque también describe un arco semicircular prescinde de todo elemento ornamental. Finalmente en el muro hastial se localiza un sencillo oculo.

Bajo este, en el ámbito de los pies del edificio, se halla localizado el coro de madera, con una balaustrada de hierro que sustituye una anterior de madera, realizada por el ensamblador de Pamplona Juan de Ardanaz, junto a las puertas principales, dos blandones y la cubierta de la pila bautismal, por cuyas obras reclama pagos en 1650. En el tramo inmediato a la cabecera por el lado del Evangelio, una puerta de medio punto comunica con la sacristía, una estancia rectangular cubierta por un techo de bovedilla. Al exterior, la iglesia ha conservado integro su aspecto medieval con sus muros de sillar, a excepción de un pórtico de ladrillo barroco, de triple arcada de medio punto sobre pilares, que le fue añadido en el lado de la Epistola. El pórtico cobija tres de los cuatro contrafuertes que jalonan este lado y entre los dos primeros queda abierta la puerta de ingreso gotica, de arco apuntado, formada por tres arquivoltas sobre sus correspondientes columnas, cuyos capiteles se ornamentan con caulículos, palmetas, piñas y bolas en las esquinas. En el dintel figura un crismon trinitario. La cabecera semicircular se refuerza mediante dos contrafuertes que flaquean una ventana correspondiente a la descrita en el interior; describe un medio punto protegido por guardalluvia moldurado sobre impostas que sostienen dos finas columnillas. Parte de esta cabecera por el lado del Evangelio queda oculta tras el volumen de la casa parroquial quedando incluida en su interior el espacio de la sacristía. De este lado únicamente quedan visibles dos confrafuertes y el volumen saliente de la capilla lateral. Todo el alero del edificio se halla sostenido por una hilera de canes lisos. La torre forma un bloque prismatico de gran empaque y escasa altura, que se levanta sobre el tramo de los pies de la nave. Dos constrafuertes en diagonal descargan su peso y entre ellos se abre un oculo moldurado. Sobre él, el cuerpo de campanas totalmente reformado en época moderna con doble vano rebajado hacia el sur y el oeste 

Fuente: parroquiacizurmenor.com